Comederos ecológicos para Aves


Las aves son las encargadas de darnos la bienvenida al mundo de la naturaleza, ya que son los amimales más fáciles de ver. Serán las guías de un universo nuevo de conocimiento y disfrute apasionante. Y es que en nuestros primeros pasos por sendas y senderos, en nuestros primeros titubeos naturalistas no serán lobos, osos, linces o jabalíes lo que veamos. De estos intuiremos su presencia mediante huellas, excrementos y otros indicios. Las primeras especies que deleitarán nuestra vista serán aves. Bien sea el canto alegre del Jilguero cerca del Cardo del que se alimenta, o bien el vuelo asustado y con canto de alerta al resto de habitantes forestales del Arrendajo, o tal vez el planeo majestuoso de cualquiera de nuestras Águilas en el infinito cielo, serán las aves las que nos introducirán en un mágico mundo de bellas formas, de seres misteriosos que capturarán nuestra curiosidad y pasión por siempre.


En este tiempo en el que nuestra especie, los seres humanos, hemos ocupado buena parte del territorio antes libre y salvaje, algunas de nuestras aves buscan como pueden las semillas, frutos, que doten a su grasa corporal del volumen necesario para sobrevivir al frío invierno. Otras, las heroicas migradoras, a duras penas encuentran ese alimento, que les pueda proveer de la energía suficiente para que, en un logro épico de la evolución, puedan surcar medio Planeta en busca de su supervivencia. Y finalmente, las aves se alimentan, para que en la época más delicada y vital del año, la primavera, puedan insertar sus polluelos en este espectáculo indómito, bello, cruel, palpitante... que es la vida en el Planeta Tierra.


Para ayudar a estas aves, hemos creado este taller, que llevamos a tu centro, en el que con los participantes construiremos diferentes comederos para aves, mientras hablamos de todas estas cosas con bellas imágenes, vídeos y audios de las aves. Reutilizaremos materiales del día a día, salvándolos de convertirse en basura, y dándole un respiro a la naturaleza, como los tubos de cartón del papel de WC. También utilizaremos frutas de productores locales y de temporada.
Al acabar, nos podremos llevar los comederos que hemos hecho con nuestras manos y colgarlos, por ejemplo en nuestros balcones, llenándolos de semillas para brindarles a nuestros compañeros alados nuevas oportunidades de supervivencia y de disfrute para nosotras.

Actividades relacionadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario